Menú

Aviso importante

Verifica si tu Toyota tiene una ACCIÓN DE SERVICIO GRATUITA

Ver más

Atención en línea

EXPERIENCIASApr 13 2018

La fotógrafa Vicky Navarro nos cuenta su experiencia en el reto Prius C

Comparte

Hace unos días conocí este proyecto fotográfico que involucraba el nuevo Prius C y un reto: hacer 100 fotos en 1000 km con un solo tanque de gasolina.

En realidad, para mí cada proyecto un reto es en sí; creo que soy del tipo de persona al que le gusta experimentar y resolver. En mi día a día es importante estar descubriendo nuevos lugares, conociendo gente y sobre todo mantener activo mi lado creativo. 

Con Prius C el reto fue precisamente eso, encontrar esa magia en cada uno de los lugares que se presentaron en mi camino. Más allá de tomar fotos, vivir esos momentos y compartirlos con una amiga fue clave importante de esta experiencia.



Salir de la ciudad fue una idea que siempre estuvo presente, pero no me gusta medir mis viajes en destinos, si no en trayectos. Mi parte favorita siempre es la carretera, desde despertar y captar el amanecer, la niebla y parar en algún punto a desayunar. Dentro de la Ciudad de México me enfoqué más en los lugares que quería conocer o a los que quería volver. Al final, el reto fue explorar y reconocer todos esos lugares que te invitan a llevar un registro de la transformación urbana. Como arquitecta, creo ser testigo de todo lo que pasa en el contexto urbano que me rodea, esta ciudad es infinita y Prius C es imparable, nada como este combo que nos trajo de arriba a abajo.


Siendo una persona práctica, no hay nada mejor para mí que un coche compacto en el cual moverme dentro y fuera de la ciudad. Sin embargo, el mayor acierto es que sea híbrido, también soy cada vez más consiente de este planeta y de la importancia de sumarme a todos esos esfuerzos para habitarlo de la mejor manera posible, es por ello que me sentí identificada con Prius C.



Me encariñé con el auto el día uno. El reto, solo llevar esa etiqueta, representaba una prueba que debía ser superada, y aunque llegó a mi cabeza algunas veces el no poder lograrlo y que la ciudad consumiera mi energía y mis ganas de tomar las mejores fotos, siempre confié en que lo lograría. Ver de vez en cuando la luz del tanque de gasolina dejó de ser una preocupación y entonces empecé a disfrutarlo más y más.



El reto al final pasó a segundo plano cuando todos esos kilómetros fueron registrados o documentados. Podré regresar a cada uno con tan sólo ver mis fotos. Creo que con Prius C podría hacer mi propio nuevo reto y ver qué tan lejos llego.

Recibe más notas como ésta.

¡Muchas gracias!

Pronto recibirás más contenido

Este sitio utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia en nuestro sitio web. Para mas información haz Click aquí

DE ACUERDO

¡Muchas gracias!

Pronto recibirás más contenido